Saltar al contenido

7 Factores que tener en cuenta emprender un proyecto de éxito

1.- Objetivo conciso

Parece una obviedad, pero lo primero a tener en cuenta cuando se lanza un proyecto es tener en el horizonte un objetivo. Se recomienda, que un objetivo sea SMART : específico, medible, alcanzable, relevante y temporal. Y es muy importante ponerlo por escrito para tenerlo cuanto más presente, mejor.

2.- Contar con las herramientas adecuadas

A menudo, los profesionales que trabajamos en grandes proyectos de IT, tras conocer por dentro todas las fases de creación y desarrollo de un proyecto se nos ha pasado por la cabeza emprender y tener nuestro propio proyecto.

O al menos, compaginar nuestro inicio de proyecto con nuestro trabajo habitual de el día a día por cuenta ajena. Es muy importante contar con unas herramientas que nos facilitan la vida en todas las tareas de facturación y contabilidad que  tienen lugar dentro de una empresa.

En sdelsol.com cuentan con varias soluciones. Con ellas conseguirás organizar y facilitar tareas que pueden resultar tediosas y complicarse cada día si no se manejan de manera profesional desde el principio.

3.- Expertise en la actividad

La experiencia y el nivel de conocimiento en el área, sin duda ayudarán a que la probabilidad del éxito sea mucho mayor. Puede sonar a perogrullada pero, a menudo, por una idea que no se medita lo suficiente o una simple corazonada se llevan a cabo proyectos no relacionados con nuestra actividad anterior. Y aunque a veces puede salir bien, el ratio de éxito disminuye.

4.- Diferenciación de la competencia.

Tener una fuente de ventaja competitiva frente al resto de empresas que ofrecen productos, servicios o soluciones sustitutivas a las tuyas es algo fundamental.

Ceñirnos a competir en precio es solo pan para hoy y hambre para mañana. Debemos centrarnos en no ser uno más y analizar qué podemos ofrecer, que la competencia no pueda igualar, no esté ofreciendo y le cueste copiarnos.

5.- Medir cada acción

Algo fundamental y cada vez más a nuestro alcance es poder medir nuestras acciones. Ya sean acciones de marketing, campañas o testing de productos.

Gracias a la digitalización, conseguirlo se ha convertido en algo más cercano y accesible a los pequeños emprendedores. Realizar unas pequeñas pruebas de campañas y medir su resultado no tiene por qué suponer un desembolso muy grande.

Pero el objetivo es claro. No basarse en creencias o intuiciones. Probar medir y replicar. Datos, datos y más datos.

6.- Estar actualizado

Es algo que cada vez cobra más relevancia. No vale con hacer una carrera hace años y practicar una profesión. Hoy en día, y sobre todo en todo lo relacionado con la tecnología los cambios y mejoras son constantes.

Es parte del trabajo estar al día en tendencias y novedades o verás como pronto tu competencia te pasa por encima.

7.- No dejar margen a la improvisación

Es cierto que en el día a día no se pueden controlar todos los aspectos, retos y dificultades que pueden aparecer en un proyecto. Pero dentro de nuestras posibilidades, debemos tratar de hacer previsiones para anticiparnos y estar preparados para así reducir el riesgo de tomar decisiones erróneas.